Introducción a las ayudas europeas y a la preparación de propuestas (I)

No hay ninguna duda: la obtención de financiación en el entorno socio-económico actual supone un gran reto para cualquier organización. Precisamente por ello es muy aconsejable analizar con detenimiento todas las opciones disponibles, entre éstas, los diversos programas de la Unión Europea.

Este tipo de financiación es una fuente que a menudo se pasa por alto porque se percibe como un proceso prolongado y excesivamente burocrático, que nos puede hacer perder tiempo y recursos. Sin embargo, y de acuerdo con mi experiencia, dedicando la cantidad adecuada de tiempo y planificación al proceso, funciona como una fuente de financiación inestimable y como un trampolín hacia nuevos proyectos y negocios.

Con este post comenzamos una serie de artículos dedicados a comprender mejor los requisitos y mecanismos precisos para preparar propuestas ganadoras en el competitivo entorno europeo.

funding

En primer lugar, antes de decidir si vamos a preparar una propuesta, es preciso comprender cuál es el objetivo de las subvenciones comunitarias: la Comisión Europea destina una cantidad ingente de dinero en forma de subvenciones con el fin último de desarrollar proyectos o actividades relacionados con las propias políticas de la Unión Europea. Estas subvenciones se conceden dentro de campos tan diversos como la investigación, la educación, la salud, la protección del consumidor, la protección del medio ambiente, la ayuda humanitaria, la justicia…etc.

En vista de lo anterior, nuestra primera pregunta será: ¿Quién puede solicitar una ayuda? Los beneficiarios de las ayudas son principalmente organizaciones públicas o privadas, e individuos excepcionalmente, elegidos por la Comisión Europea por su capacidad para poner en práctica los proyectos en cuestión.

Lo que nos lleva inmediatamente a una segunda cuestión: ¿Cómo se puede solicitar una ayuda? Teniendo en cuenta que las subvenciones cubren una gama muy diversa de campos, las condiciones específicas que deben cumplirse varían mucho de un campo a otro. Por tanto, es fundamental consultar y analizar cuidadosamente las reglas de cada programa. Sin embargo, podemos identificar algunos principios básicos que se aplican en todos los casos:

  • Se trata de una forma de financiación complementaria, esto es, la UE no financia proyectos al 100%; sólo los proyectos que tienen lugar fuera de la Unión Europea tienen la posibilidad de ser financiados en su totalidad;
  • Las ayudas permiten desarrollar una actividad determinada para alcanzar el equilibrio financiero y no pueden dar lugar a un beneficio económico para sus beneficiarios;
  • No se pueden conceder con carácter retroactivo para acciones que ya se han completado.
  • Además, sólo se permite obtener una subvención para la misma actividad o proyecto.

most_grantsLas subvenciones no se convocan ni se otorgan caso por caso. En cambio, son objeto de una programación anual. Normalmente antes del 31 de marzo de cada año, los departamentos de la Comisión que gestionan programas de ayudas publican su programa de trabajo anual en sus sitios de Internet. El programa de trabajo fija las líneas generales de las subvenciones que se prevén en el año (área de actividad, objetivos, calendario, presupuesto disponible, las condiciones de adjudicación, etc …). Consultar estos programas de trabajo es la forma adecuada para identificar los campos que nos interesan.

Posteriormente, los servicios de la Comisión publican convocatorias de propuestas en sus sitios de Internet; las convocatorias de propuestas invitan a los candidatos a presentar, en un plazo determinado, una propuesta de proyecto que corresponda a los objetivos perseguidos y al cumplimiento de las condiciones exigidas. Estas convocatorias de propuestas también se suelen publicar en el Diario Oficial de la Unión Europea – Serie C.

Todas las solicitudes son examinadas y evaluadas sobre la base de criterios que han sido anunciados claramente en las convocatorias de propuestas, al tiempo que garantizan la igualdad de trato; transcurrido un tiempo previsto en la convocatoria, los candidatos son informados individualmente de la decisión final con respecto a su propuesta.

Excepcionalmente algunas subvenciones pueden adjudicarse directamente a determinados beneficiarios sin convocatoria de propuestas. Esto suele ser debido a sus competencias o características específicas, lo que significa que son los únicos beneficiarios de determinadas acciones (situaciones de monopolio), o debido a la naturaleza de emergencia de la acción (ayuda humanitaria en particular).

Como las ayudas se prestan con dinero público, la Comisión Europea se aplica el principio de transparencia. Así, el 30 de junio de cada año, los servicios de la Comisión publican en sus sitios de Internet la lista de las subvenciones que se han concedido en el año anterior, con la excepción de las concedidas en forma de becas a las personas.

En el próximo post comenzaremos a analizar algunos aspectos básicos sobre la preparación de propuestas: cómo identificar las fuentes de financiación idóneas para nuestros proyectos, cómo formar un partenariado, cómo redactar propuestas competitivas, cómo evitar errores comunes, cómo negociar el acuerdo de ayuda…

Canarias Avanza con Europa
Gobierno de Canarias
PROEXCA para Canarias
Enterprise Europe Network
Unión Europea